Espacio Crítico 8

Periodismo radiofónico UIA

La historia real de la periodista

leave a comment »


Quizá el ser periodista abra muchas puertas, pero nadie entiende el peligro que puede llegar a ser.  Isabel Hernández nos habló de su experiencia como periodista y del largo camino que ha llevado para estar donde está. Al final lo que más le ha gustado es estar en una radio universitaria, y rescatamos una pregunta al aire: ¿Será que en esta Universidad no existen los tapujos?
Empezó hablando de su carrera y como llego a estar en radio y en la television. Isabel nos cuenta que no quería entrar a Televisa pues venía de la UNAM y sus ideologías más que peleadas no van de la mano. Pero el camino tenía otra cosa preparada para ella. Terminaría trabajando en una de las empresas más grandes de comunicación en México y en donde como dice ella es donde major la han tratado y en el lugar que más libertad de expresión ha conseguido.
“La noticia se hace en la calle” nos explicó Isabel Hernández. Que mucho más allá que en la redacción del periódico, dentro de la editorial, la noticia se va dando cuando se busca en la calle. Cuenta una experiencia sobre un reportaje en el que tenía que entrevistar a los familiares de un secuestrador, llegó hasta a noticia gracias a su capacidad de ir preguntando entre vecinos, y encontrar dentro de una colonia dónde se ubicaban las casas y de donde podia llevar la noticia.
También contó la experiencia que fue cubrir el caso de Atenco en el cual no tenía como moverse ni cómo llegara hasta el lugar de los hechos pero con habilidad y amabilidad intentó llegar hasta la noticia, y así pudo informar desde ahí.
Gracias a su larga experiencia dentro de los medios de comunicación dice que en Ibero 90.9, se tiene un gran respeto al micrófono. Que dentro de la estación universitaria ha estado muy agusto, y que le gusta colaborar con los estudiantes que la llevan. Habló de que influye mucho el medio dentro del que estes trabajando, como la gente cambia en cuanto tiene una cámara, un micrófono o una pluma para informar. Además de que la profesión suele ser muy esclava, dejas de ver a tu familia. En su caso tuvo que ir a informar un volcán que iba a ser erupción, estuvo casi tres días sin poder hablar con su familia, sin poder bañarse, y apenas cominedo algunas cosas.
Creo que la experiencia y los consejos que nos dio Isabel Hernández fueron de mucha ayuda para la clase. Somos comunicólogos en potencia. Y aprender de los que ya pasaron por todo esto, es una gran ayuda. Quizá algun día podamos contarle a laguien más las anécdotas que tendremos nosostros. Nos alienta a tener las habilidades y capacidad para informar con objetividad la noticia.

Written by begocosio

noviembre 30, 2009 a 6:17 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: